Cadencia

Cadencia

RYTHM'N'SOUL

Revista digital sobre ciclismo... y lo que no es ciclismo. Números en este enlace.

Cadencia Mag #8

ciclismoPostado por alfonso 29 feb, 2016 11:59:11
Aquí está el nuevo Cadencia Mag 8. Disfrútenlo FREE



  • Comentarios(0)//cadencia.sierracom.es/#post10

:: Prueba de Producto ::

carreteraPostado por alfonso 04 ene, 2016 13:37:06

Salir a rodar en invierno ya no es excusa

Los ciclistas necesitamos prendas cada vez más específicas para el invierno. Quedan muy lejos los tiempos en que varias capas de maillots y camisetas interiores nos sacaban del apuro en épocas de frío. Primero, porque aquello no era combatir el frío sino aguantarlo de la mejor manera posible, y segundo porque hoy en día la tecnología de los tejidos ha evolucionado tanto que es posible salir a rodar con menos ropa y más cómodos, y al mismo tiempo combatiendo de verdad las bajas temperaturas.

La firma Polartec ha apostado por los ciclistas que no quieren renunciar a disfrutar de la bici aun cuando las condiciones son las peores posibles. Para ello ha introducido los innovadores tejidos Alpha y WindPro en la gama de la no menos prestigiosa marca italiana rh+. El resultado es un conjunto de chaqueta y culotte con unas excelentes prestaciones para el invierno y que además deparan alguna sorpresa, como pudimos comprobar en nuestro test de producto.

Probamos la chaqueta Alpha Lite Jacket en las duras montañas de la cordillera ibérica durante el mes de diciembre. Paisajes invernales, carreteras sin apenas tráfico y cotas de 1.200 a 1.800m de altitud que invitan a no salir de casa o a rodar en bici envueltos en un plumas. Con sólo las primeras pedaladas nos damos cuenta de que esa sensación de incomodidad en los primeros momentos sobre la bici, antes de coger ritmo y temperatura, desaparecen con estas prendas. Una buena camiseta térmica interior y la chaqueta son suficientes para salir a rodar con una temperatura ambiente de 5ºC, acompañado eso sí del culotte Beta Bibtight, del que hablaremos posteriormente; y de unos guantes Beta. Todos ellos de rh+ con tejidos Polartec.

La principal ventaja de un tejido como el Alpha combinado con el WindPro en esta chaqueta es su alto grado de contención de la temperatura corporal al mismo tiempo que permite la transpiración. Mantener el calor que genera nuestro movimiento sobre la bici sin añadir el peso de una prenda invernal es algo que agradecemos los ciclistas, y eso ahora es posible. Esta chaqueta no sólo es extremadamente ligera, sino que abriga, entendiéndose por abrigar el retener el calor y eliminar la condensación de nuestro cuerpo gracias a las pequeñas cantidades de aire en las celdillas del tejido, que hacen de aislante. Además, el tallado de la chaqueta es ajustado (“slim”), con lo que la sensación de ligereza y al mismo tiempo de mantener la temperatura en todo momento es realmente cómoda rodando sobre la bici en cualquier posición. Por otro lado, hay que asegurarse de que la talla sea la adecuada y probarla antes de comprarla ya que el tallaje, al ser ajustado, puede dar alguna sorpresa.

La chaqueta combina los tejidos allí donde son necesarios, y de esta forma la parte frontal de la prenda (pechera y mangas frontales) están hechas en tejido Alpha (aislamiento, transpirabilidad y repelente), mientras que las partes laterales y traseras están hechas en tejido WindPro, que es más resistente al viento que un forro polar tradicional, repele la llovizna igual que el tejido Alpha, y además es muy transpirable. Una chaqueta con la que se puede salir a pedalear las horas que quieras y que funciona como segunda y tercera capa al mismo tiempo, a menos que llueva intensamente.

En la misma línea, el culotte Beta Bibtight también está fabricado en tejido WindPro, lo cual se traduce en una alta retención del calor corporal y al mismo tiempo una alta resistencia al viento y la llovizna. En nuestra prueba resultó ser un tejido mucho más cómodo que el nylon o el spandex convencional de cualquier culotte largo, y además notablemente más cálido sin llegar a sentir el sudor en ningún momento. La prueba más palpable del test con estos tejidos fue, de hecho, al realizar paradas y al terminar la ruta. No había ni rastro de humedad ni de sudor sobre el cuerpo, a pesar de las dos horas largas de carreteras de montaña que estuvimos pedaleando. Todo se había transpirado a través del tejido, mientras rodabas calentito sobre la bici sin notar en ningún momento el viento, salvo por lo que se percibía a través de la cara.

El otro componente de la prueba, los guantes Beta, fueron también excelentes en cuanto a aislamiento frente al viento y como contenedor del calor, en su justa medida.

Como sorpresa final, tanto la chaqueta como el culotte ofrecieron una resistencia al aire negativa con la que no contábamos, y que fue realmente espectacular. Cualquier otra chaqueta o culotte que había probado hasta ahora no habían ofrecido la ergonomía y “aerodinámica” que ofrecen estas prendas, lo cual fue sorprendente pero hasta cierto punto comprensible. Se trata de tejidos altamente evolucionados y que cuentan con un laboratorio detrás donde se realizan pruebas de todo tipo y en todas las condiciones, y una de las variables que se trabajan es también la resistencia al aire.

En definitiva, un conjunto de chaqueta, culotte y guantes de rh+ con tejido Polartec que suponen una comodidad y un rendimiento ante el frío como no habíamos probado hasta el momento. Quizás estemos ante un punto de inflexión de cara al futuro, y que cada vez veamos más fabricantes de la ropa técnica de montaña introduciendo productos para nosotros o suministrando tejidos a las marcas ciclistas. Y lo que está claro es que con estas prendas podremos salir a rodar en pleno invierno o en alta montaña con plenas garantías de que no vamos a sufrir y de que incluso vamos a disfrutar de las rutas como si fuera primavera.

Chaqueta Alpha Lite: 209,90€
Culotte Beta Bibtight: 189,90€
Guantes Beta: 49,90€



  • Comentarios(0)//cadencia.sierracom.es/#post9

La victoria y la derrota

opiniónPostado por alfonso 10 dic, 2015 14:36:15
El deporte, y sobre todo la bici, nos enseña muchas cosas para la vida. Nos enseña la victoria y la superación, fundamentalmente. La victoria no es sólo llegar el primero en una carrera -una rareza entre todos los muchos ciclistas que andamos por los mundos de Dios-. Ganar también es superar esa bajada que se nos atraganta, subir por una trialera que se nos antojaba imposible, o simplemente disfrutar de una gran ruta que nos satisface y nos deja exhaustos a partes iguales. Eso también es ganar. Si es así, los que no ganamos carreras y disfrutamos de estas pequeñas victorias somos igual de campeones que aquellos que descorchan el champán y festejan un primer lugar en el podio -que por otra parte debe ser fantástico, claro-.

Eso es la victoria y el ganar. Cada uno se pone sus metas y sus pódiums.

Pero la bici también nos enseña la derrota. Y además hay que empezar diciendo que para que exista la victoria y el triunfo antes ha tenido que existir la derrota. Días negros en los que no te sale nada sobre la bici. Sufrimiento en una subida pestosa, frío, lluvia, pinchazos inoportunos, caídas y golpes. Sudor, pájaras, calor extremo, barrizales en los que metes el pie hasta el fondo. Las cosas desagradables que se experimentan sobre la bici son también muchas y variadas, las hay de todos los gustos. Igual que en la vida. Sufrir y empeñarse en algo sin obtener recompensa, luchar por un sueño o una meta y encontrarse con un camino de obstáculos. Elegir un camino y dudar de si conducirá hacia un paisaje extraordinario o si conducirá a un cenagal o un barranco. Las dudas, la fealdad de un paisaje que no sabes adónde conduce, eso también son derrotas.

La línea entre la vida y la bici es muy delgada, y yo a veces pienso si acaso no sea la misma. Hay tantas similitudes entre los caminos que eliges en la vida y los que eliges sobre la bici, que las enseñanzas de unos y otros se retroalimentan. La vida es mayor que la bici, lógicamente. Nuestras decisiones son más trascendentales en la vida real que cuando salimos a montar... ¿seguro? Puede que no tanto, para aquellos que vemos la vida con los ojos de la bici. Aquellos que hicieron de su vida una continuación de su faceta vital sobre la bici. Tantos y tantos campeones que pasaron por la historia del ciclismo, los que ganaron carreras y los que estaban detrás de ellos. Tantas y tantas personas que pusieron el ciclismo al mismo nivel que la vida, y que de hecho convirtieron la bici, un objeto intrascendente para la gente normal, en una parte indivisible de su vida real.

Todos esos individuos, ganadores y perdedores, son verdaderos campeones. Como lo somos todos, en el fondo, te guste o no la bici. Si algo enseña la bici para la vida es saborear la derrota tanto como el triunfo. Saber que después del sufrimiento de una subida que parece interminable, llegará una bajada extraordinaria. Tener la fe y el convencimiento, que a veces sólo ve uno mismo, de que ese camino conduce a una pradera y un paisaje únicos, y que en cualquier caso, lo más importante no es llegar a la meta el primero, sino saber disfrutar del camino hasta ella.

Sean la derrota y la victoria las dos caras de una misma moneda, dos realidades que no pueden existir por separado, el ying y el yang. Parte de la vida. Sólo que con la bici, la vida es una ruta aún más excitante.

  • Comentarios(0)//cadencia.sierracom.es/#post8

Loic Bruni deja Lapierre

entrevistasPostado por alfonso 07 dic, 2015 19:33:06
Ya lo avanzábamos en esta entrevista con el reciente campeón del mundo de DH. Loic Bruni deja el equipo Lapierre y en 2016 fichará por un nuevo equipo, muy probablemente una gran escuadra norteamericana. Ahora que el Team GT ha terminado con los hermanos Atherton, este puede ser su destino pero hay otros muchos equipos que pretenden a la joven gran promesa francesa.


Lee la entrevista aquí

  • Comentarios(0)//cadencia.sierracom.es/#post7

Keep calm...

mountain bikePostado por alfonso 19 oct, 2015 15:07:46
Tengo una noticia: las 26" no están muertas. En contra de lo que nos quiere hacer creer la publicidad y el marketing, las ruedas de 26 pulgadas siguen estando vivitas y coleando. Puede que ahora se hayan convertido en una minoría (o en una de esas "mayorías silenciosas", que es lo que se lleva ahora). Quizás las marcas ya no fabriquen sus modelos tope de gama en 26, sino en 27,5, 29 e incluso 27,5+ o 29+ (ya es rizar el rizo). Pero las 26, que ahora parecen bicis de juguete frente a las ruedacas de cualquier otra, siguen siendo entrañables y "vintage", pero son las que parten el bacalao cuando se trata de hacer el megabruto, como en el mítico Red Bull Rampage, que celebró su 10º edición el pasado viernes en Utah.



Seguramente más pronto que tarde yo mismo me haga con una 29 o una 27,5. No deja de ser un concepto de MTB que apetece probar, una vez que parece inevitable y que ha evolucionado lo suficiente. Ahora las bicis que transmiten algo de innovación y calidad se hacen en 27 o 29, y quizás las 26 estén condenadas a extinguirse como el formato Beta de los vídeos o las direcciones de 1/8. Hace tiempo que las nuevas medidas de rueda no son una moda y han evolucionado en conceptos interesantes. Pero las 26 siempre quedarán como unas máquinas que han durado más de 20 años con el mismo tamaño de rueda y que han hecho de todo, desde cross country hasta freeride o descenso, y eso no lo pueden decir, por ejemplo, las ruedas de 29.

Puede que la tendencia sea estandarizar formatos según la especialidad y el propósito de la bici, pero me da la impresión de que eso tiene más que ver con fomentar el consumo de bicis y en lugar de ir hacia la utopía de "una bici para todo" vamos hacia una fórmula mucho más materialista: "una bici para cada cosa". Lo cual es atractivo, claro. Pero no sé si muy realista.

Mientras tanto, "keep calm and ride 26"



  • Comentarios(0)//cadencia.sierracom.es/#post6

Cadencia Mag #7

aventuraPostado por alfonso 08 oct, 2015 14:14:59
Ya está aquí, ya llegó...

Cadencia 7



Entra a la revista aquí.

  • Comentarios(0)//cadencia.sierracom.es/#post5

El núcleo

mountain bikePostado por alfonso 05 oct, 2015 16:52:01
Como si se tratara del título de una película de ciencia ficción, "el núcleo" es esa pieza que evoca a algo misterioso, desconocido e inaccesible en una bici. Una pieza que parece que sostenga al resto, como si se fuera a desmontar por completo si se llega a estropear. El núcleo, el centro del planeta, la viga maestra... algo así.

Efectivamente, el núcleo es eso que hay dentro del buje, y que permite el movimiento de los rodamientos o los casquillos dentro de la rueda, y con ello el de toda la bici. Así que en realidad sí que es algo así como el "corazón" de la bici, o uno de ellos. El núcleo está formado por un eje y unas cuantas piezas que sostienen el casete, y todo ello va incrustado en el interior del buje. Pues bien, cuando se parte un núcleo o mejor dicho, cuando descubres que está partido por la mitad como un vulgar palito, es una putada. Sobre todo porque piensas "cómo coño he podido hacer las barbaridades que he hecho con una rueda rota" o también "quién sabe desde cuándo voy así por el mundo". La cosa es que si eso te ocurre un viernes y tienes la intención de montar al día siguiente, tienes que espabilar. Y buscar un sitio en el que tengan recambios del modelo concreto de buje y rueda que tú tienes, hoy en día es prácticamente imposible, con la cantidad de estándares, modelos y mierdas que existen.

Pero tuve suerte, y el mismo viernes al mediodía me acerqué a una conocida tienda de Barcelona (no hago publicidad, así que el que esté interesado que me lo haga saber y se lo digo) y asunto resuelto. Es fantástico poder resolver un imprevisto con tanta facilidad y en tan poco tiempo, cuando hoy en día echamos mano de las tiendas online hasta para comprar cámaras de aire o parches antipinchazo.

¡Un aplauso para esas tiendas que te solucionan la vida y que tienen stock de producto!

  • Comentarios(0)//cadencia.sierracom.es/#post4

El progreso de la tontería

opiniónPostado por alfonso 29 sep, 2015 13:43:31
De vez en cuando me gusta visitar a amigos tenderos a los que conozco de hace un buen tiempo. Son de esas personas que las ves y no parecen tener nada que ver con la bici. Podrían dedicarse a ser grises agentes de seguros, jardineros, médicos o cualquier otra profesión sin nada que ver con las bicis. Por su aspecto tampoco se diría que llevan en esto toda la vida, porque aunque estén más o menos delgados igual resulta que de pronto se saca del bolsillo un paquete de Ducados. Pero hablas cinco minutos con ellos y son una enciclopedia del ciclismo.

El otro día estuvimos hablando de las nuevas modas que han surgido en los últimos años. Las transmisiones monoplato, los cambios eléctricos y las bicis eléctricas. Y me llevé una gran alegría al comprobar que no soy sólo yo quien tiene muchas dudas sobre estas "tecnologías". Por no decir que me parecen una simple estrategia de marketing y que son bastante inútiles.

Primero, los monoplatos. En vez de usar dos o tres platos, nos quedamos con uno. Le añadimos un casette con desarrollos más largos, un piñón grande de 42 por ejemplo, y listos. La cadena, en vez de girar más o menos recta como con dos platos, e ir jugando con desarrollos de piñón grande-platos pequeños/piñones pequeños-platos mayores, va forzada, cruzada. Se desgasta más, engranar piñones tensiona mucho más al cambio, y encima tienes menos prestaciones en situaciones críticas o cambios de ritmo muy bruscos en los que necesitas reducir desarrollo en décimas de segundo. Conclusión: si las bicis de montaña se inventaron para jugar con las marchas, ¿por qué ahora se simplifica esa ventaja y se convierte en un argumento de ahorro de peso?

Segunda cuestión: los cambios eléctricos. Una tecnología que implique electricidad llevada a la montaña, donde las cosas son completamente analógicas, me parece cuanto menos arriesgado. Una cosa es llevar GPS, un juego de luces o incluso un cuentakilómetros, y otra muy distinta es que tu motricidad en la montaña dependa de un sistema electrónico. En definitiva, como los coches actuales, que dependen de ordenadores y sistemas operativos frágiles y que no pueden repararse con un estacazo de llave inglesa, para entendernos.

Por último, las bicis eléctricas. Aparatos que "optimizan" el pedaleo o te ayudan en esa tarea tan propia de las bicicletas como es hacer fuerza con tus propias piernas. Sí que pueden ser útiles para situaciones o personas muy concretas: personas mayores, con poca destreza o fuerza para pedalear, con alguna enfermedad o lesión... Bienvenidas sean. Pero ya está. Igual que no concibo hacer submarinismo con un motorcito en las piernas, no me parece "legal" usar motorcitos para dar pedales. Es hacer trampa. Es una tentación demasiado fácil. Si no tienes motor suficiente en tus piernas para subir a la montaña, quizás deberías pensar en hacerlo con otro vehículo, léase moto, dedicarte a otro deporte, o directamente quedarte en tu casa, porque si piensas así es que no entiendes una mierda lo que significa el deporte.

Pero la conclusión a la que llegamos mi amigo el tendero y yo, después de repasar estos tres "adelantos" en el mundo del ciclismo así a vuelapluma y en plan conversación de bar, fue un poco descorazonadora. Porque nos dimos cuenta, que al igual que sucede en el mundo de los coches o en otros sectores, estas tendencias no sólo son modas sino que son el futuro. En Alemania se vendieron el año pasado 400.000 bicis eléctricas. Y los alemanes saben de muchas cosas, incluido de bicis. Ya no hablo de bicis de 29 pulgadas o de otras tendencias que se han consolidado en el mercado, sino de tres modas que para mí son delirios, y que pueden hacer que la bici de montaña dentro de 10 años no se parezca en nada a lo que hemos conocido.

Por eso, ante este mercado que nos quiere llevar por caminos inexplorados y tentadores, a mí sólo me dan ganas de volver a lo esencial y lo básico. "No short cuts", una expresión muy utilizada últimamente. No hay atajos. Puede que no esté todo inventado, y no soy un fanático antiprogreso. Pero el mountain bike consiste en ciertas cosas, y en otras no. Sólo lo saben los buenos tenderos.

  • Comentarios(0)//cadencia.sierracom.es/#post3
Siguiente »